Paris Saint Germain dispuesto a pagar 125 millones de euros por CR7

Ronaldo quiere seguir jugando en el Real Madrid, pero antes pretende despejar algunas incógnitas que rodean al primer equipo blanco. Los millones de Al Khelaifi y su PSG llaman a su puerta, pero por el momento se mantiene fiel a la causa madridista. No habla de dinero y sí de proyecto, de realidades deportivas.

Cristiano Ronaldo pretende saber hacia dónde caminará el proyecto y así se lo ha hecho saber a Florentino Pérez. Busca manejar esa información y a partir de ese momento decidir. Con la conversación mantenida con el presidente, Ronaldo pretendía dar un paso hacia adelante, en ningún caso entrar en subasta alguna respecto a su futuro. El portugués tiene argumentos para haber pasado al ataque y cuestionar su futuro de blanco con ofertas en la mano, pero prefirió pasar de puntillas sobre ese interés de esos equipos que verano tras verano llaman a su puerta, especialmente un PSGque busca ser algo más que el campeón de Francia y para ello necesita de jugadores que sean capaces de marcar la diferencia, tal y como hace CR7.

Al Khelaifi lleva dos años luchando contra la UEFA y ese control financiero que le impide fichar por no haber cumplido el limite marcado por Platini. Busca fórmulas de todo tipo y no duda en afirmar que pondría 125 millones de euros con tal de tener a Ronaldo jugando en París todas las semanas. Y ahora la historia se repite una vez más.

Pérez pretende seguir contando con Ronaldo. En el club blanco creen que el portugués todavía puede rendir al máximo un par de temporadas más, pero no tienen intención alguna de forzar la continuidad de jugador alguno. A día de hoy el único intocable es Bale.

Ronaldo sabe que la historia madridista le espera. Quiere superar a Raúl como máximo goleador blanco, pero antes quiere encontrar un escenario que no tiene en estos momentos.

El PSG no está solo en esa hipotética lucha por el fichaje del portugués, pero sí que parece el único capacitado para afrontar una operación que se puede ir a los 300 millones. El Manchester United apela al pasado y a la nostalgia para aproximarse a CR7, argumento que de momento no parece que pueda llevar al delantero a la Premier seis años después. En los próximos días, el portugués despejará todas las incógnitas que rodean a su futuro. Se siente madridista, pero quiere tener un Real Madrid que esté a su altura.